Header-sernauto

Suscríbete al newsletter

Nuestros sites

  • Elige Calidad, Elige Confianza
  • Move 2 Future
  • Green Cars
  • Catálogo de Exportadores
  • Recicla tu Batería
  • Los amortiguadores salvan vidas

Colaboración Autoinfor

Video Presentación

articles
Artículo de fondo: Nuevos procedimientos de ensayo para la homologación de vehículos
02 de noviembre de 2017

Por María Luisa Soria, directora de Relaciones Institucionales e Innovación de SERNAUTO

El pasado 1 de septiembre entraron en vigor en la Unión Europea los nuevos procedimientos de ensayo para el cálculo de las emisiones de los vehículos ligeros, tanto en condiciones de laboratorio (WLTP) como en condiciones de conducción real (RDE) y son aplicables, de momento, a las nuevas homologaciones de vehículos. Su aplicación a todos los vehículos entrará en vigor el 1 de septiembre de 2018 para el WLTP y de 2019 para el RDE.

Ambas normativas representan unas condiciones de ensayo más ajustadas al funcionamiento real de los vehículos, por lo que se reducirá la divergencia entre el ensayo en el laboratorio y los datos de consumo y emisiones obtenidos en las pruebas llevadas a cabo con vehículos en conducciones reales de uso.

El “Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros” (WLTP, por sus siglas en inglés) es un procedimiento de ensayo armonizado a nivel internacional (Sistema UNECE de Naciones Unidas) para medir emisiones de contaminantes y de CO2 y de consumo de automóviles y furgonetas ligeras en ensayos de laboratorio. Comprende 13 tipos de ciclo de ensayo en condiciones más dinámicas, para cubrir todo el espectro de vehículos, y asegurar que las mediciones de laboratorio reflejan mejor la eficiencia de un vehículo en carretera. El objetivo es contar con los mismos procedimientos y ciclos de ensayo a nivel global y que cada región defina sus propios límites legales de emisiones.

La figura que se incluye a continuación muestra una comparación de las condiciones de ensayo del nuevo ciclo WLTP con el “Nuevo Ciclo de Conducción Europeo” (NEDC, por sus siglas en inglés), ciclo de ensayo desarrollado en los años 80 y que estará vigente hasta el 1 de septiembre de 2018 para todos los vehículos homologados antes del 1 de septiembre de este año. En la figura puede apreciarse cómo se han endurecido las condiciones de ensayo ya que se han incrementado la distancia y duración del ensayo, la velocidad media y máxima y la aceleración y se han reducido el número de paradas, el tiempo al ralentí y la duración de las fases a velocidad constante.

figura articulo_WLTP

Comparación de los perfiles de ensayo NEDC y WLTC

 

El Gobierno español, siguiendo las indicaciones de la Comisión Europea a todos los Estados miembros, ha establecido un periodo transitorio hasta el 31 de diciembre de 2018 en el que se asignarán dos valores de emisiones de CO2 en el proceso de homologación de nuevos vehículos, de acuerdo con los procedimientos NEDC y WLTP, registrándose con efectos fiscales el valor de CO2 correlacionado con el ciclo NEDC. Dado que los objetivos de CO2 a cumplir en 2021 están basados en el ensayo NEDC, la Unión Europea ha establecido un sistema de correlación de medidas entre ambos procedimientos de ensayo.

El ensayo de “Emisiones en Conducción Real” (RDE por sus siglas en inglés) añade la carretera como nuevo ámbito para el ensayo y certificación de las emisiones, ya que la medición de emisiones de contaminantes regulados (óxidos de nitrógeno, partículas, monóxido de carbono, hidrocarburos) se realiza en condiciones de uso real, mediante un sistema portátil de medida de emisiones (PEMS - Portable Emissions Measurement System). Este ensayo, que complementa al WLTP, permite asegurar que los niveles de emisiones medidos en el ensayo de laboratorio se confirman en la carretera.

El ensayo RDE consta de tres fases de conducción, en entorno urbano, rural y en autopista, en las que se han de cumplir unas condiciones determinadas de temperatura, altitud, rango de velocidad, duración y distancia recorrida. Comparado con los entornos de ensayo actuales, diseñados y optimizados para una perfecta reproducibilidad y para eliminar influencias externas, la conducción de un vehículo por carretera en condiciones “de la vida real” nunca será reproducible al 100%. Tanto el perfil de la carretera, condiciones ambientales (presión, temperatura), como la situación del tráfico, la carga del vehículo y el comportamiento del conductor influirán significativamente en los resultados.

El ensayo en condiciones reales de conducción ya se aplica en los vehículos pesados desde la entrada en vigor de la Euro VI. La introducción del ensayo RDE en la homologación de automóviles y vehículos comerciales ligeros fue aprobada en 2015 y entró en vigor en enero de 2016, con el objetivo de obtener datos que permitieran retocar la metodología y los cálculos para reducir la variabilidad de los resultados y compensar los diferentes factores que influyen en los resultados (meteorología, altitud, agresividad de la conducción, …), siendo obligatorio desde el 1 de septiembre de 2017 en los ensayos de homologación de nuevos modelos.

Posición de SERNAUTO

La creciente demanda de vehículos más eficientes, menos contaminantes, más seguros, comunicados y autónomos representa, para los proveedores de automoción, una oportunidad para desarrollar componentes para sistemas alternativos de propulsión, nuevos materiales y diseños para el aligeramiento del vehículo, tecnologías para mejorar la seguridad y la conectividad del vehículo con su entorno y para incrementar su grado de automatización, contribuyendo, con ello, a mejorar la calidad del aire y facilitar la movilidad en los entornos urbanos.

SERNAUTO aboga por políticas basadas en el principio de neutralidad tecnológica y en criterios de eficiencia. Asimismo, defendemos la necesidad de una regulación inteligente, que responda tanto a objetivos ambientales como a viabilidades económicas y técnicas, con límites de emisiones y plazos de aplicación razonables. Ambos aspectos son esenciales para mantener el liderazgo de la industria europea de automoción.