Suscríbete al newsletter

Nuestros sites

  • Elige Calidad, Elige Confianza
  • Move 2 Future
  • Green Cars
  • Catálogo de Exportadores
  • Recicla tu Batería
  • Los amortiguadores salvan vidas

Colaboración Autoinfor

Video Presentación

articles
Artículo de Cristina San Martín de SERNAUTO en Anuario ICA 2017: La posventa, el gran desconocido para el usuario final
20 de abril de 2017

El mercado de recambios es susceptible de una fuerte competencia pero no hay que olvidar que lo está en juego es la satisfacción del usuario final, la seguridad vial y el cumplimiento de una estricta normativa impuesta a los fabricantes de piezas y componentes.

Por ello, desde SERNAUTO demandamos que la vigilancia del mercado sea máxima y que la Administración asegure que todos los operadores del mercado cumplen las mismas reglas del juego para evitar la competencia desleal.

Las falsificaciones de productos es una de las lacras que afectan gravemente a nuestra sociedad y, en concreto, la falsificación de piezas de recambio bajo el sello de la marca del fabricante original es hoy una realidad a pesar de la incidencia tan importante que tiene sobre la seguridad vial.

Según estimaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC), las falsificaciones de componentes para automoción tienen un coste entre los 5.000 y los 10.000 millones de euros al año y MEMA (Motor & Equipment Manufacturers Association) establece que esta práctica afecta a 750.000 empleos en el sector. 

Además de suponer una estafa para el usuario final que, por desconocimiento, puede adquirir un recambio falso, también es un grave riesgo para la seguridad vial por los daños que podrían derivarse en el caso de producirse un accidente por el mal funcionamiento o la deficiencia de una de estas piezas montadas en un vehículo.

En muchas ocasiones, me pregunto si el usuario final sabe que para reparar su vehículo hay piezas de distinta calidad y procedencia y creo que en muchos casos lo desconoce. ¿No sería conveniente que la Administración ayudara a concienciar sobre estos riesgos?

Por otra parte, es clave que la Administración impulse una legislación que regule la venta de piezas usadas puestas en el mercado por los desguaces, conocidos como CAT (Centros Autorizados de Tratamiento), de modo que asuman su responsabilidad sobre las piezas usadas provenientes del desmontaje de los vehículos fuera de uso, que no comercializan con su propio distintivo/marca sino con la marca del fabricante original de la pieza.

¿Sabe el usuario final que su vehículo ha sido reparado con piezas de desguace? Estoy segura de que muchas veces no. Además, resulta imposible controlar/vigilar si un taller pone piezas usadas de desguace sin el consentimiento del propietario del vehículo, ya que no tienen ninguna marca o distintivo que identifique la procedencia de las piezas instalada. Y lo mismo ocurre cuando compramos un coche de segunda mano, desconocemos si ha sido reparado con piezas de desguace.

Desde SERNAUTO estamos a favor de la reutilización de las piezas pero de forma responsable. Nos preocupa enormemente la falta de regulación específica sobre la comercialización de piezas usadas y el régimen aplicable en términos de garantía y responsabilidad a los distintos operadores económicos frente al consumidor.

Otro aspecto clave que está cambiando las reglas del juego es el coche conectado. De acuerdo a un estudio publicado, en menos de cuatro años 85 millones de vehículos circularan por el mundo conviviendo con coches convencionales.

El año pasado, KPMG, en su informe anual de automoción, analizó las principales preocupaciones para los fabricantes de coches y, por primera vez, la tecnología ocupa la primera posición, al considerar que será la fuente principal de ingresos para los fabricantes de coches en 2025.

La obligatoriedad de instalar el sistema de llamada de emergencia (eCall) en todos los vehículos homologados a partir de 2018 en Europa ha permitido acelerar la aparición de más coches conectados.

Un aspecto clave es la ciberseguridad, ya que es necesario garantizar la privacidad y seguridad de los datos del usuario en los procesos de almacenamiento, manipulación, transferencia y protección de datos personalizados.

El abanico de posibilidades que ofrecen los datos que suministra el vehículo es enorme, ya que va desde los más convencionales como ubicación, condiciones del tráfico o velocidad a otros que ya dicen mucho más de nosotros, como la forma de conducir o aptitudes al volante en tiempo real o incluso intentan redirigirte a dónde reparar tu vehículo o sobre cuándo hay que pasar la próxima revisión. Pero, ¿el usuario final está dispuesto a compartirlos? ¿Quiénes podrán acceder a esta información?

Una encuesta de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) en 12 países europeos –publicada en España por el RACC– muestra que la predisposición de los conductores a compartir determinados datos es casi tan elevada como su preocupación por las consecuencias de un mal uso de los mismos.

La Comisión Europea y los estados miembros deben garantizar que los datos generados por los coches conectados sean explotables bajo unas condiciones de acceso seguras y normalizadas, de manera que cualquier proveedor de servicios pueda desarrollar y ofrecer servicios de acuerdo con ellas y que los usuarios puedan elegir y cambiar en cualquier momento de proveedor de servicios y que no solo sea controlado por unos pocos.

CLEPA, nuestra asociación europea, está trabajando con la Comisión Europa en establecer un marco legislativo que asegure que todos los stakeholders tengan acceso a los datos del vehículo necesarios para poder ofrecer sus servicios de mantenimiento y reparación sin comprometer la seguridad del vehículo. Las plataformas de servicios han de ser abiertas, estandarizadas, seguras y accesibles a los múltiples proveedores de servicios.

Como se demuestra, la transformación del sector del automóvil va a ser enorme en la próxima década y los modelos de negocio también van a cambiar, estando el usuario final en el centro de todo ello más que nunca.

 

Cristina San Martín, adjunta a Presidencia de SERNAUTO

*Artículo publicado en el Informe ICA Motor 2017 presentado el 9 de marzo.