Suscríbete al newsletter

Nuestros sites

  • Elige Calidad, Elige Confianza
  • Move 2 Future
  • Green Cars
  • Catálogo de Exportadores
  • Recicla tu Batería
  • Los amortiguadores salvan vidas

Colaboración Autoinfor

Video Presentación

articles
Tribuna de José Portilla, director general de SERNAUTO, en Cinco Días: 'Equipos y componentes para automoción made in Spain: motor de la industria del futuro'
14 de marzo de 2017

Jose Portilla_DG_SERNAUTO_2Pocos sectores industriales en el mundo reúnen la capacidad tractora para las economías de aquellos países en que se encuentra implantada como la industria automovilística. Su extraordinaria capacidad innovadora, la búsqueda de la excelencia en procesos y productos, la adaptabilidad a considerables exigencias normativas en pro de escenarios sostenibles, presentes y futuros, y el entorno globalizado en que desarrolla su actividad, hacen de esta industria un referente mundial en términos de competitividad, seguridad y generación de empleo y riqueza.

Asistimos actualmente a una nueva y verdadera revolución, que va mucho más lejos que la ya de por sí ejemplar y recurrente evolución tecnológica en el automóvil. Estamos ante una auténtica revolución digital, que discurre en paralelo con importantes cambios sociales y demográficos, y el cambio de paradigma en la utilización de los vehículos, con la irrupción de conceptos tales como el vehículo conectado, la electrificación, la conducción automatizada, o la introducción de nuevos materiales, nuevas tecnologías y los cambios en el concepto de movilidad.

Este pujante escenario está provocando la creación de nuevos modelos de negocio, así como el impulso hacia una economía colaborativa, a través de la interacción y trabajo conjunto con otros sectores, tanto del entorno del vehículo (sector eléctrico, infraestructura viaria, señalización…), como de tecnologías de producción (automatización y robótica, digitalización, control de plantas y procesos). Así mismo, cobra más relevancia la colaboración público – privada, necesaria para acometer esta ingente transformación a través de conceptos como Industria conectada 4.0, Smart Cities y programas de apoyo al sector, entre otros.

Ante este nuevo paradigma, se hace más preciso que nunca el trabajo conjunto de diferentes actores, desde las administraciones públicas, empresas y agentes económicos y sociales, para implementar una serie de medidas que, desde una visión integral del sector de la automoción, permitan sustentar el nivel competitivo y superar con éxito los importantes retos que ya está encarando esta industria.

Y el sector de equipos y componentes para automoción española, ¿cómo está respondiendo a uno de los mayores retos a los que se ha enfrentado en sus ya seis décadas de historia? Con orgullo, podemos decir que la industria española de componentes es proveedor estratégico de los fabricantes de automóviles de todo el mundo, como consecuencia de la aplicación de tres elementos clave: la innovación tecnológica, la experiencia y la pasión por la excelencia. Punteros en materiales y tecnologías de producción, los fabricantes españoles de equipos y componentes invierten un 3,8% de su facturación en I+D+i —el triple que la media de la industria española—, lo que implica una cifra de 1.200 millones de euros en 2015.
Las empresas de componentes aportan el 75% del valor del vehículo, porcentaje que se incrementará en un futuro cercano por el aumento de sistemas y componentes electrónicos con un mayor valor añadido.

En este sentido, el nuevo escenario que se produce ante la irrupción de vehículos eléctricos, conectados y autónomos, está reorientando los componentes que demandan los fabricantes de vehículos y el sector de componentes español está ya adaptándose con prontitud a dicha demanda.

Así, anticipando la nuevas tendencias y exigencias del mercado, el número de ingenieros electrónicos y de software que trabajan en el sector se ha incrementado significativamente en los últimos años, y en la medida que se han ido incorporando de forma acelerada más sensores y componente eléctricos y electrónicos a los vehículos.

Desde el sector español de componentes se están impulsando así mismo sistemas de propulsión con combustibles alternativos, con un enfoque orientado a las prestaciones y al desarrollo de alternativas integrales para todas las categorías de vehículos, así como un trabajo continuado en la reducción del peso de los vehículos.

A este éxito, contribuyen significativamente las más de 1.000 empresas ubicadas en España, tanto grandes grupos nacionales e internacionales, como pymes, que también tienen una importante cuota del mercado de recambios.

Desde SERNAUTO, la Asociación española de fabricantes de equipos y componentes para automoción, que aglutina al 85% de la facturación de las empresas del sector, continuamos impulsando medidas que favorezcan la posición competitiva de esta industria, crucial para el país por su fuerte contribución a la economía en términos de generación de empleo y riqueza.

Y lo hacemos trabajando con especial énfasis en las áreas de internacionalización, I+D+i, formación y defensa de los intereses de los asociados y de la competitividad del sector en su conjunto, constituyendo en sí misma una inequívoca seña de identidad de la Marca España, a la que sin duda este sector estratégico contribuye de forma decidida en este complejo entorno globalizado y conectado.

Por todo ello, las piezas y componentes Made in Spain conforman un verdadero motor del sector industrial español presente y futuro, y que aspira a seguir siendo un referente mundial. Buenos mimbres no faltan.

José Portilla, director general de SERNAUTO

* Tribuna de opinión publicada en Cinco Días el 13 de marzo de 2017